NORMATIVA UAVs

Escrito por

ASPECTOS LEGALES:

Los aviones no tripulados, es decir aeronaves teledirigidas sin piloto mediante radio control, no tiene una regulación específica en el ordenamiento jurídico aeronáutico, aunque sí está prevista la utilización de este tipo de aeronaves en el artículo 8 del Convenio de Chicago de 1944 y en el artículo 89 de la vigente LNA española (Ley de Navegación Aérea), si bien supedita el vuelo de dichas aeronaves a que cuenten con autorización especial del Estado de que se trate, imponiendo la cautela de evitar en todo momento que puedan causar peligro a la navegación de aeronaves civiles.

 La navegación aérea de este tipo de aeromodelos podría asimilarse, en cuanto a la seguridad, al vuelo de los Globos libres no tripulados que contempla y regula el vigente Reglamento de Circulación Aérea (RCA) en su norma 2.3.1.9 y en el Apéndice S del mismo. Para estos últimos, la norma establece que deberán utilizarse de modo que se reduzcan al mínimo el peligro a las personas o a los bienes no vinculados a la operación, por lo que el RCA amplía el catálogo de riesgos que deben evitarse, añadiendo a los que citaba el Convenio de Chicago, los que puedan causarse a las personas y los demás bienes materiales.

Con carácter general, el artículo 151 de la citada LNA establece que la utilización de aeronaves en “trabajos aéreos” requerirá autorización previa del Ministerio de Fomento (Dirección General de Aviación Civil).

Dentro del término aeronaves, la ley no distingue o aclara de tipo de que aeronaves se trata. Si acudimos a la definición que proporciona el artículo 11 de la LNA, de la misma se deduce que “la construcción” que se emplee debe tener aptitud para el transporte de personas o cosas, sin embargo este concepto de transporte no se extrae de la definición que, por ejemplo, nos proporciona el vigente RCA.

No está aclarado, por tanto, el concepto o definición de “avión teledirigido”, pero podría decirse que si los medios técnicos actuales lo permiten, en principio, cabe considerar que las aeronaves sin piloto son aeronaves que pueden ser utilizadas de forma comercial por empresas de trabajos aéreos, para lo cual deberán estar debidamente y previamente autorizadas, según dispone la LNA.

La utilización de este tipo de aeronaves se someterá, previamente a la emisión, en su caso, de la autorización para su funcionamiento, a la inspección de los órganos competentes de la DGAC, tal como establece el referido artículo 151 de la LNA.

Queda patente que la navegación aérea que se pueda realizar con este tipo de aviones teledirigidos y que por consiguiente no se controla por medios convencionales y conocidos, implica un plus de riesgo que debe ser minimizado, ya que la seguridad de la navegación aérea es un principio que debe presidir toda actividad aeronáutica.

Más en esta categoría: « Nadie es anónimo en internet EUROPOL »